Reflexiones desde el exilio

A continuación, se presenta la traducción del texto original publicado en inglés en Facebook por Karam Nachar, hijo de una familia burguesa siria de Alepo. Lo que relata es muy probablemente lo que él mismo siente, y resulta muy interesante la extraña relación del “cosmopolita” educado en el mundo “Occidental” con su país, y cómo se valora más que nunca lo que uno es, y por lo que se lucha.

kafran

“El hombre burgués moreno se pasa la vida huyendo de su morenez. Se refugia en la “distinción” de la que goza su familia, en su educación “de élite”, o en su red global de amigos blancos o blanqueados. Se imagina como un alma “cosmopolita”, habla un idioma ecléctico y, por un instante, lo logra: se escapa de los suyos. Su morenez desaparece.

Pero la morenez de este hombre burgués moreno terminará por alcanzarle. Su país destrozado acabará estallando, y con ello, la categoría inferior que los dioses seculares le han otorgado se transformará en un espectáculo a ojos de todos. Por un instante, el mundo blanco sentirá curiosidad, y el hombre burgués moreno se sentirá como un heroico embajador de una causa extremadamente trágica. Pero el mundo blanco se aburrirá, y los oídos y puertas se cerrarán rápidamente. Los visados blancos que antes difuminaban la morenez de la existencia de este hombre putrefacto también desaparecerán.

El hombre burgués moreno se siente perdido: su antiguo mundo se desvanece. Sus padres fueron una vez como los WASP (White Anglo-Saxon Protestants) en su moderación y compostura; sin embargo, ahora, en el exilio, su padre pide ayuda a manos extrañas, tumbado en su cama de hospital y rodeado de caras extrañas. Su madre abandona su orgullo feudal para trabar amistad con las lágrimas. A veces, solloza en silencio en su esquina, y otras gime como una “vulgar campesina”: “¿Qué va a ser de nosotros? ¿Volveremos algún día? ¿Moriré en esta tierra extraña? ¿Dónde están nuestros amigos? ¿Por qué han muerto y nos han dejado aquí?” Tal vez la ecuanimidad WASP esté ligada al dominio WASP. Tal vez ellos nunca hayan conocido el exilio y la derrota.

Y como el hombre burgués moreno sigue conectado con este mundo tan desconectado, las actualizaciones en su pantalla son similares al periplo diario de una mente bipolar. El George blanco publica otra fotografía de su hija en Boston, y la morena Amira muere bajo los barriles en Alepo. Mientras Leila busca un apartamento más grande en Londres, el George moreno se ahoga con su mujer y sus hijos en el Mediterráneo. Mientras que Alex el blanco se convierte en una celebridad con su nuevo libro sobre el mundo moreno, X, Y y Z -que son morenos- mueren sin nombre ni rostro después de inhalar cloro en Duma. Los padres de la blanqueada Dima le organizan una boda decadente en Monte Carlo; por su parte, el padre de una muy morena Rim lanza su cuerpo al mar. Los contrabandistas pensaron que esperar para darle sepultura en una isla griega era un privilegio blanco.

El hombre burgués moreno se siente perdido. Corre, se esconde, se vuelve taciturno, furioso y agrio, pero finalmente encuentra la paz. Soy sirio. Soy sirio y mi reino no es de este mundo, ni del otro, sino que se encuentra bajo el mar. Allí, los niños sirios muertos corren libres en sus campos, y sus padres muertos dirigen sus pueblos. Tras las bombas seculares y las espadas religiosas, han encontrado la paz. Han escapado para siempre de los suyos, de los asesinos blanqueados de su país y del mundo blanco podrido en general.

El hombre burgués moreno ya no corre. Se enfrenta a su morenez, la abraza, la eleva y repudia en su nombre su pasado burgués putrefacto. Ya no se bate por la distinción individual, sino por una emancipación colectiva”.

Traducción del inglés: Naomí Ramírez Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: