El fútbol como distracción

Mundial 1

Fui usado. Lo del poder que se aprovecha

del deporte es tan viejo como la humanidad”

César Luis Menotti, entrenador de aquel equipo.

 “Duele saber que fuimos elemento de una distracción

Osvaldo Ardiles, miembro de aquel equipo.

 

El fútbol, más allá de un apasionante deporte que mueve a miles de personas en todo el orbe, ha sido utilizado durante su corta historia[1] como arma política de distracción. Bien podríamos remedar a Karl Marx en aquello de que muchos lo han trasformado en “el opio del pueblo”.

Gobiernos de todo pelo lo han utilizado para desviar la atención de lo que realmente sucedía. Aunque como frecuentemente pasa, no estaban inventando nada, reproducían un modus operandi que tiene su primeros pasos en la antigua Roma, y quien sabe si no antes. Allí se acuñó la locución panem et circenses[2], donde para desviar el foco de lo que realmente sucedía, los emperadores[3] organizaban espectáculos de luchas y carreras y entregaban trigo gratuitamente. El uso actual de esta frase describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, promueve grandes eventos que sean muy populares, desviando la atención.

Pues bien, en pleno siglo XXI el circo actual, más allá de los reality show, son los deportes, y a nivel planetario el que mayor impacto tiene es el fútbol. Lo emplean, de manera descarada algunos gobiernos, cuando deben introducir cambios impopulares y que en otras condiciones serían ampliamente discutidos.

En época de mundiales, como en la que nos encontramos ahora, viene a la mente Argentina 78, quizás el caso más llamativo que muestra este uso del balompié. El Mundial se desarrolló mientras el país se encontraba gobernado por una dictadura militar, bajo el puño férreo de Videla. Allí Argentina ganó su primer entorchado, Siendo motivo de festejo para un país en el cual el fútbol es una fiesta.

Mientras millones de personas celebraban los goles de Kempes y la victoria de su seleccionado, miles de personas eran detenidas, torturadas y desaparecidas. El Monumental de River Plate se convertía en el centro del planeta y a tan a pocas manzanas, la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada)[4] servía como centro clandestino de tortura. Lo que sucedía lo explica de manera clarividente Estela Calotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, “mientras se gritan los goles, se apagan los gritos de los torturados y de los asesinados.

Mundial 2

La Dictadura y sus medios afines, utilizaron este evento para tapar lo que estaba sucediendo en el país y dar una visión de normalidad ante el mundo. A pesar de que algunas voces denunciaban lo que estaba ocurriendo en Argentina, nada impidió que el evento se celebrara. Al contrario, los militares recibieron numerosos apoyos de países, organizaciones y personajes a nivel internacional. Empezando por los seleccionados que participaron, la FIFA y a la cabeza su presidente, João Havelange, que señaló al comienzo del mundial cosas como “por fin el mundo puede ver la verdadera imagen de la Argentina” o “Argentina está ahora más apta que nunca para ser la sede del torneo

Que el planeta entero mirase para otro lado, es de una tristeza superior. Pero, que se puede esperar de un mundo que le había permitido lo mismo a Hitler en las olimpiadas de 1936 en Berlín. De manera reiterada los “directivos” del deporte apoyan sátrapas y regímenes despiadados en pos de la defensa de sus intereses. Por desgracia, los seres humanos y su bienestar importan literalmente, y con perdón, una PUTA MIERDA.

Para ampliar más la información

http://www.youtube.com/watch?v=XVU3xmI5ewg

Mundial 78

 

[1] Surge a mediados del siglo XIX en Gran Bretaña

[2] La frase en sí, se encuentra en la obra las Sátiras, del poeta romano Juvenal.

“… Nam qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses …”

“Quienes otrora despachaban el mando militar, los altos encargos civiles y las legiones, ahora se limitan a esperar con ansia solo dos cosas: pan y circo”

[3] Y antes que ellos, en la época republicana, fue usada por las clases privilegiadas, de alto poder económico.

[4] Fue el mayor centro de tortura de la dictadura. En la actualidad se ha recuperado como espacio de la memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: