Los movimientos sociales y la perspectiva de la “Revuelta de la Copa”

Copa

 

Ha empezado el mundial de fútbol y Brasil se convierte en el centro de atención. Pero las miradas también se dirigen hacia las protestas que se están dando estos días en el país y que seguramente continuarán, cuanto menos hasta 2016, año en el que se realizarán las olimpiadas en Rio de Janeiro. Protestas que reclaman mejoras en los servicios y condiciones de vida, que exigen que la bonanza por la que atraviesa el país y el crecimiento de los últimos lustros, que ha hecho de Brasil una de las mayores economías del planeta, recaiga sobre todos. Como señalan algunos brasilero, ellos quieren su “su parte del pastel”.

No es de extrañar, a simple vista, viendo el primer partido del mundial, lo que llama la atención, más allá del fútbol, es que en el equipo brasilero la mayor parte de los jugadores son negros o mestizos y sin embargo en las gradas la mayor parte de los aficionados eran blancos. Si bien esta es la tónica general en América Latina, no hace más que vislumbrar que a pesar de los avances que se hayan podido producir, que son cuantiosos, queda mucho camino por recorrer. Y que los brasileros salgan a la calle a reclamar es elogiable.

Al hilo de este asunto nos gustaría acercar el artículo que tiene por título Los movimientos sociales y la perspectiva de la “Revuelta de la copa” escrito Paulo Spina activista del Fórum Popular por la Salud, el pasado 3 de junio para el periódico Correio da Cidadania.

 

Es recurrente oír en las calles y en los medios de comunicación que las manifestaciones contra la copa son a destiempo, que deberían haber sucedido cuando el país fue escogido por la FIFA. Ahora, junio de 2014, es momento de animar. Un ejemplo de esta interpretación es la de la hija de Ricardo Teixeira, Joana Havelange, que reprodujo en una red social la frase “no voy a animar en contra, ya que lo que tenía que ser gastado o robado, ya sucedió. Si era para protestar, tendría que haber sido antes …”. Sin embargo, una mirada sobre la historia reciente de las luchas y movilizaciones sociales aporta otra perspectiva.

¿Copa para quién?

Hace cerca de tres años, algunos movimientos crearon el Comité Popular de la Copa. Este comité constituyó un argumentario cuestionando, con diversas acciones, la forma cómo se estaba realizando la Copa. Una acción importante fue la manifestación del 14 de junio de 2013, realizada en conjunto con el MTST (Movimento de Trabalhadores Sem Teto), cerrando la Avenida Paulista al día siguiente de la represión policial que se produjo con motivo de la cuarta acción del MPL (Movimento Passe Livre)[1], cuyo lema era “¿Copa para quién?”

La revuelta de junio y la respuesta de las calles

En medio de las revueltas, en las manifestaciones de la semana que va del 17 al 21 de junio, convocados por el MPL, un leitmotive fue motivo de cantos y proclamas por parte de los manifestantes: “No va a haber Copa”. Esta negativa a la Copa, que es una posible respuesta al anterior lema “¿Copa para quién?”, no surgió ni en un movimiento social específico, ni fue elaborado por los intelectuales, ni de ningún partido de la oposición. Nació simplemente en las calles.

“Si no tenemos derechos no va a haber Copa” / “No va a haber Copa”

En el último semestre de 2013, alrededor de esta temática, surgen dos proposiciones de lucha bien diferenciadas. Por un lado, el Fórum Popular de la Salud, cuyos análisis desembocaron en centrar las luchas en 2014 en los gastos surgidos por la organización de la Copa, en oposición a lo poco que se había invertido en los derechos sociales, como la salud, base del leitmotive “Si no tenemos derechos, no va a haber Copa”. A través del cual convocaron a diversos movimientos sociales a formar parte de la lucha por los derechos. Por otro lado, al mismo tiempo, activistas de un colectivo llamado “Contra la Copa”, creado a partir de las manifestaciones realizadas en junio de 2013, convocaron manifestaciones a través de internet para el día 25 de enero con el lema “No va a haber Copa”.

Estas proposiciones se unifican en un frente de lucha heterogéneo denominado “Si no tenemos derechos, no va a haber Copa”, que prepara el primer acto el 25 de enero y otras ocho protestas contra la Copa en menos de cinco meses. En esos actos, la organización se enfrentó a una intensa represión policial, con uso de armas de fuego por parte de los cuerpos de seguridad, con centenares de detenidos;  y a adversidades, como tener que salir a las calles después de la tragedia acaecida a un cámara en Rio de Janeiro[2]. Se ocuparon espacios públicos, se guardó vigilia durante frente al hospital como muestra de solidaridad al manifestante baleado. La unión de personas de orígenes variopintos, movimientos y colectivos indignados  en este contexto llevo a una confraternización que potenció el espíritu de resistencia y potenció el sentimiento de rebeldía en la juventud, exigiendo derechos sociales y cambios.

“Copa sin el pueblo, a la calle de nuevo”

El MTST, junto con otros movimientos, lanzaron en mayo de 2014 unas jornadas de lucha denominadas “Copa sin el pueblo, a la calle de nuevo”, con un gran potencial de movilización, fundamentalmente debido a las ocupaciones que se habían producido recientemente, “Nueva Palestina” y “Copa del Pueblo”[3], esta última en el barrio de Itaquera[4], a pocos kilómetros del estadio de Itaquerão. Cada jornada se organiza a partir de una pauta concreta, denominada “Hexa de derechos”, que comprende reivindicaciones de salud, transporte, habitacionales, educación, derechos en la Copa y contra la represión.

Ocupacioes Brasil

Ocupación “Copa del Pueblo”, en el barrio de Itaquera (São Paulo, Brasil)[5]

Diversos eventos fueron desarrollados en estas fechas de mayo: ocupaciones de tres contratistas que contruían los estadios para la Copa, el corte de seis importantes vías de São Paulo, el apoyo al acto del 15 de mayo realizado por el Comité Popular de la Copa (que también acabó siendo reprimido) y una gran manifestación, con más de 15000 personas, llamado “junio rojo”, que paró la avda. Marginal Pinheiros y el Puente Estaiada, en São Paulo.

A pesar de las características completamente distintas de las protestas anteriores, así como los participantes, las formas de organización, los lemas y las formas de enfrentarse, ciertos elementos seguían presentes como señalaba el MTST “Si no tenemos casa, no va a comenzar la Copa en São Paulo el día 12 de junio”, que vienen a expresar un contenido similar, que pasa por la exigencia de derechos y por la amenaza a la Copa. Es decir, si no existen derechos, no va a haber Copa.

La fuerza del movimiento, con una base amplia y cohesionada, ha de ser tenida en cuenta por el gobierno federal, así como sus reivindicaciones. En caso contrario, lo que se ha considerado como una lucha subjetiva y metafórica puede desembocar en una amenaza considerable.

¿Qué nos espera en junio?

El frente “Si no hay derechos, no va a haber Copa” ha realizado reuniones abiertas con decenas de activistas y ya se está organizando la próxima manifestación. El MTST va a realizar otro evento grande el próximo miércoles por la noche[6] enSão Paulo, y si el gobierno no atiende a sus reivindicaciones la lucha se radicalizará. Otros movimientos están convocados a manifestarse con motivo del inicio de la Copa y también el MPL ha convocado protestas para el próximo 19 de junio

Todo esto, indica que para los movimientos sociales, la indignación es el sentimiento preponderante y las acciones colectivas en la Copa se pueden unificar bajo diversas banderas: “Copa sin el pueblo, a la calle de nuevo”, “No va a haber Copa”, “¿Copa para quién?”, “Si no tenemos derechos no va a haber Copa”, “En la copa va a haber lucha”, “FIFA go home”. Esta indignación y la unificación de los movimientos, sumado a las numerosas huelgas, a la inestabilidad de los gobiernos y a la represión, pueden hacer que en el futuro se denomine a este periodo como la “Revuelta de la Copa”

 

 

Señalar para finalizar que en estos días he oído y leído en numerosas ocasiones que en un país así y con esas condiciones no se debería celebrar el mundial. Pues bien, disiento y explico el porqué. Si bien, creo que el dinero tiene que ir primero a lo que reclaman los manifestantes, siguiendo ese racionamiento, solo se podrían celebrar este tipo de eventos en aquellos países igualitarios, justos y con buenas condiciones de vida, restringiéndonos a unos pocos países (Noruega, Finlandia, los paraísos fiscales –a costa del resto del planeta- y quizás Japón o Corea). Ningún país, salvo las excepciones señaladas, podría invertir en estos eventos, porque para eso debería dejar de hacerlo en lo que realmente es importante. Mundiales, olimpiadas, europeos, etc. por suerte o por desgracia son un negocio, el órgano que lo promueve (FIFA, COI, UEFA, etc.) saca muchísimo dinero y quién lo realiza se promociona. A veces sale bien y revierte en la ciudad, como el caso de Barcelona; a veces sale mal, la mayoría de ellas. Estos eventos son, señalan algunos, una forma de mostrarse al mundo y decir aquí estoy yo. Los gobiernos han de decidir en cada caso cuales son las prioridades.

Como muestra del poder de FIFA, dejamos este hilarante fragmento del programa Last Week Tonight con John Oliver (íntegramente en inglés sin subtítulos)

[1] Para más información leer Manifestaciones por el transporte colectivo revitalizan la juventud y las luchas sociales del país

[2] Hace referencia a la muerte del cámara Santiago Ilídio Andrade por el alcance de un cohete lanzado por las fuerzas de seguridad.

[3] Ocupaciones de grandes áreas por el MTST.

[4] São Paulo

[5] MTST promete entregar el plan de desocupación de Copa del Pueblo en dos semanas. Tiago Dantas, O globo, 16/06/2014

[6] Se refiere al 11 de junio pasado

Anuncios

One Comment to “Los movimientos sociales y la perspectiva de la “Revuelta de la Copa””

  1. Reblogueó esto en Espacio de Rodrigoy comentado:
    pienso lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: