México y Trotsky

DSC03071

La historia, después de tantos años, debería haberse olvidado, pero no es así: Lev Davídovich Bronstein, más conocido como LeónTrotsky, fue asesinado por Ramón Mercader, un oscuro español, esbirro de Iósif Stalin, en la ciudad de México el 20 de agosto de 1940. Han pasado más de setenta años, muerto está el asesinado y muerto el asesino, pero el ruido seco que produjo el piolet al incrustarse en el cráneo del judío revolucionario ruso todavía resuena en la política del continente americano: muchos son los seguidores del hombre que creó y lideró el Ejército Rojo venciendo a catorce ejércitos extranjeros y a la contrarrevolución de los blancos.

Cuando Trotsky fue asesinado, llevaba tres años residiendo en México. Había llegado en 1937, tras peregrinar por el destierro en Kazajistán y la posterior expulsión de la URSS. Diego Rivera y Frida Kahlo (posiblemente dos de los pintores mexicanos de más renombre) dos amigos hechos en el seno de la III Internacional, fueron sus valedores y quienes tramitaron su viaje al país que en aquellos momentos estaba gobernado por el progresista Lázaro Cárdenas[1].

A su llegada se hospedó en la casa de Kahlo, en el mexicano barrio de Coyoacán[2], por aquel entonces en las afuera de la ciudad. Convivió con Frida y Diego hasta que desavenencias con estos le separaron, las malas lenguas hablan de que el detonante fue un affaire con Frida.

En ese momento se quedó desamparado y fueron los obreros norteamericanos[3] los que acudieron en su ayuda. A través de una colecta consiguieron dinero suficiente para primero alquilar y posteriormente comprar una casa para Trotsky y su familia, que se encontraba a escasa distancia de la residencia de Frida. Convivía por aquel entonces con su segunda esposa, Natalia Sedova y su nieto Esteban Volkov, único descendiente de Trotsky que sobrevivió a la persecución realizada por Stalin su familia.

Debido al acoso a que estaba sometido por la NKVD[4], decidió convertir la casa en un auténtico bunker; hizo amurallarla y se construyeron torretas de vigía, como muestra la foto, para prevenir posibles ataques de los que estaba seguro iba a ser objeto. El tiempo le dio la razón. Se sirvió de los mismos obreros estadounidenses, para defender su “bunker”, los cuales custodiaban la casa totalmente armados las 24 horas del día[5].

DSC03072

El primer atentado lo sufrió el 24 de mayo de 1940. Unos 20 hombres bajo las órdenes de Leopoldo Arenal Bastar, cuñado de David Alfaro Siqueiros[6], que también participó en la refriega, y con la ayuda del jefe de la guardia Robert Sheldon Harte, al que posteriormente se le encontró sin vida, que fue quien les abrió la puerta. Entraron a la casa fuertemente armados y realizaron más de 200 disparos, de los cuales unos 70 impactaron en las paredes, camas y puertas de la casa. Ninguno de los habitantes sufrió daño alguno, permanecieron escondidos debajo de las camas. Algunos de los autores fueron detenidos, pero otros como es el caso de Siqueiros, huyeron del país. Dicen que la falta de puntería y acierto se debe a que antes de perpetrar el atentado habían bebido unos tequilas de más.

Aquí es cuando entra en escena Ramón Mercader, que también había recibido la orden de la NKVD de asesinar a Trotsky. Se había labrado una identidad y una vida totalmente nueva; se hizo pasar por francés bajo el pseudónimo de Jacques Mornard con el que conquistó a una de las secretarias personales de Trotsky, Sylvia Agelof[7], consiguiendo acercarse al entorno del revolucionario. Se comportó de manera amable y agradable, ganándose la confianza de quienes habitaban la casa. En ese ambiente propicio, el 20 de agosto de 1940, llegó con unos textos bajo el brazo, y con la excusa entregárselos a Trotsky para que este los revisase fueron a su despacho. Mientras analizaba los escritos, Mercader le hundió un piolet en el cráneo, que destrozaría el cerebro de León y le provocaría a la postre la muerte. El asesino no tuvo tiempo para rematarle, ya que Trotsky se levantó y forcejeó con Ramón hasta que llegaron los guardias y dieron buena cuenta de él.

Trotsky murió en el hospital al día siguiente del atentado. Mercader fue condenado a 20 años de prisión, que cumplió de forma íntegra. Su verdadera identidad no fue conocida hasta 1953. Cuando salió del presidio fue condecorado como Héroe de la Unión Soviética, con la Orden de Lenin y la Medalla de Oro, ¡Había cumplido su tarea! Pasó sus últimos años de vida entre La Habana y Moscú. Pero al final de sus días, aquellos que le habían instigado a cometer el crimen, le dejaron solo. Sus allegados comentan que murió atormentado con el grito que dio Trotsky en el momento del ataque.

La historia del asesinato de Trotsky se narra con gran detalle en la novela del escritor cubano Leonardo Padura, “El hombre que amaba a los perros”. Por otro lado, el documental Asaltar los cielos relata la vida de Ramón Mercader con todo detalle.


[1] Para conocer más acerca de Lázaro Cárdenas, se recomienda leer el post Lázaro Cárdenas y la nacionalización del petróleo

[2] Es uno de las delegaciones del Distrito Federal más conocidas, el barrio bohemio por excelencia de la capital, que han habitado y habitan pintores, escritores y políticos. En él se encuentra la iglesia más antigua de la ciudad y la primera casa de Cortés.

[3] ¡Cómo han cambiado los tiempos! Alguien puede imaginarse a los obreros norteamericanos hacer una colecta para comprar una casa a Fidel Castro, por ejemplo.

[4] Antigua KGB

[5] ¡Cómo han cambiado los tiempos!

[6] Uno de los más importantes muralistas mexicanos, militante del Partido Comunista.

[7] Tras enterarse de que su relación con Mercader había sido simplemente un pretexto para aproximarse a Trotsky, intentó suicidarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: