¿Sangre por petróleo? El triunfo del otro Imperialismo

1551513_243870462449055_410109972_n

Desde un punto de vista lógico que se abstraiga de la coyuntura y el cortoplacismo tal vez se podría decir que el antiimperialismo ha muerto, o está gravemente herido.

Una afirmación tan categórica me recuerda a la expresada en varias ocasiones por el filósofo anarquista Hussein Khazam, que no pestañea al declarar que la izquierda, como realidad material, ha fallecido también. Aunque él, lo puede comprender y ver de otro modo más global y complejo, para mí el lugar de la muerte de ambas necesidades humanas está claro, Alepo ahora, Homs ayer, Siria cada día de los últimos dos años.

Sin embargo, ayer, entre el descuido de las navidades en Occidente y el estruendo de los barriles de TNT y metralla cayendo uno tras otro sobre núcleos urbanos en Alepo, se escucho la declaración abierta del consumado imperialista que mantiene a un régimen en guerra contra su propio pueblo.

Rusia, ha sido a lo largo de la historia una potencia imperialista y tan bárbara y despreciable como muchos otros imperios que la humanidad ha sufrido. Parece que el oso, quiere volver a jugar en la arena, y el coste humano incalculable para un pueblo arrasado será sufragado una vez más con petróleo.

No es ninguna casualidad, ni se trata de una pequeñez el anuncio realizado por el ministro de petróleo de la mafia assadista por la que se le otorga al imperialismo ruso las prerrogativas sobre los valiosos yacimientos del mediterráneo occidental. Se trata de la esquilmación de un país, del robo de sus recursos y todo a cambio de la sangre que no para de correr. La pregunta y la razón de este artículo es: ¿ya nadie se acuerda de la consigna antiimperialista que denunciaba el intercambio de sangre por petróleo? ¿Se van a llenar las plazas de las democracias occidentales por parte de los mismos que nos movilizamos en su día contra este negocio genocida?

La respuesta es un rotundo NO, y esa respuesta nos lleva a razonar que esta vez todo es distinto. El factor principal, y el argumento que me lleva a declarar por fallecido o gravemente herido al antiimperialismo, es que en esta ocasión buena parte de los que se proclaman antiimperialistas son en realidad defensores de otro imperialismo, lo que les lleva a manifestarse apresuradamente para evitar que objetivos militares de una dictadura fascista sean atacados mientras callan o niegan el lanzamiento al azar de barriles de dinamita con clavos. Nadie saldrá ahora a las calles, porque la maquinaria que el partido domina no va a accionarse ante el anuncio de ayer.

Entonces ¿qué futuro hay dentro de la izquierda? ¿Sobrevivirá o renacerá el antiimperialismo? ¿Será posible arraigarlo en el mundo árabe tras esta traición?

Lo primero que se me viene a la cabeza con esta reflexión es que no todo es el PCE y sus derivados, hay otra izquierda y otras ideologías y grupos genuinamente antiimperialistas. Hay gente contraria a la dominación de cualquier otro país sobre el vecino o el lejano, sea con barras y estrellas o con mafiosos del KGB. Hay alternativas, pero hasta ahora incapaces muchas veces de romper esa maldita hegemonía que el partido ejerce sobre las bases sociales movilizadoras.

Por lo tanto, hace falta otra izquierda fuerte que sea capaz de denunciar y luchar a cualquier imperialismo, capaz de recuperar el sentido único que cualquier antiimperialista debería de tener, la simple esperanza y convicción de que los pueblos deben poder decidir su futuro de forma soberana.

Anuncios

3 comentarios to “¿Sangre por petróleo? El triunfo del otro Imperialismo”

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo. Hay que entre todos, defender una izquierda democrática y defensora del bienestar social, —y esto es posible—, nosotros, todos los seres humanos nos tenemos que unir para que eso sea posible. El capitalismo ya lo ha hecho.

  2. Quien es el autor de este articulo??

  3. Totalmente de acuerdo el contenido de este artículo. En contra de cualquier imperialismo totalmente de acuerdo. Los imperios, los grandes enemigos de la sociedad, nos explotan defendiendo, exponiendo y sacrificando nuestras vidas para defender sus intereses económicos y su prepotencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: