¿Más a la izquierda?

Bachelet

Volvió a ganar Michelle Bachelet, vuelve a comandar la política chilena, tras ostentar el cargo presidencial entre 2006 y 2010. Pero esta vez parece distinto, si bien la cabeza visible es la misma los compañeros de viaje no son exactamente los mismos. Ahí alberga las esperanzas la izquierda chilena, latinoamericana y mundial.

Pero repasemos un poco la historia reciente de Chile para comprender mejor el presente. Tras la caída del innombrable sátrapa por medio de un referéndum que ganó Concertación de Partidos por el No[1], que aglutinaba a un elevado número de formaciones políticas que se oponían a la dictadura, entre los que destacaban el Demócrata Cristiano (PD), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Socialista (PS) y el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) entre otros. Esta coalición, que abarca un gran espectro ideológico, la que gobernaré Chile hasta el 2010, año en que gana las elecciones Sebastián Piñera, al frente de Alianza por Chile, una coalición de derechas, tales como Unión Democrática Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN).

Pues bien, el pasado domingo día 15 de diciembre Michele Bachelete como candidata de Nueva Mayoría se impuso en la segunda ronda de las presidenciales a la candidata de la Alianza, su amiga de la infancia Evelyn Matthei[2]. Pero qué es Nueva Mayoría: una coalición que integra a los grupos ya provenientes de la Concertación y algunos partidos de raigambre izquierdista como son el Partido Comunista Chileno (PCCh), Izquierda Ciudadana (IC), Movimiento Amplio Social (MAS).

Esta nueva coalición, salvando las distancias, hace acordar a aquel Frente Popular liderado por Salvador Allende que fue derrocado tras el golpe militar de 1973. El programa de Nueva Mayoría refleja algunas de las reclamaciones de la izquierda chilena, como es la educación gratuita, reforma tributaria y fiscal, cambios en la legislación electoral, una nueva constitución, nacionalización de sectores estratégicos (como el caso del cobre), memoria histórica, todo lo que atañe a las comunidades originarias, relaciones exteriores (con un acercamiento a Mercosur)[3].

Esto es lo que se propone, el pueblo chileno le ha dado su confianza, ahora resta saber hasta dónde querrán o podrán llegar. Las propuestas son interesantes y ahondan en una recuperación de soberanía y reducción de las garras del neoliberalismo que tienen apresado de manera salvaje el país.

Este país, que tanto se alaba desde occidente y sus medios, y que ponen como ejemplo de desarrollo en América de la mano de Colombia y Perú, todos ellos en la Alianza del Pacífico (AP)  de corte liberal o, mas bien, neoliberal. Bachelet ya ha avisado de su intención de aproximarse a sus hermanos del Mercosur. Llámenme mal pensado, pero si lleva a cabo lo propuesto va a dejar de ser el “modelo” de desarrollo latinoamericano a ojos de occidente y así lo reflejarán sus medios y si no al tiempo.

Me gustaría hacer una observación, para aquellos lectores que no se encuentran familiarizados con la política en Latinoamérica: Chile es posiblemente el país con una estructura política más cercana a la concepción imperante en Europa. Lo que allí sucede es más sencillo extrapolarlo a términos europeos. Aquí izquierda y derecha se encuentran claramente definidas; no se pierden ni se disuelven en el interior de movimientos populares nacionalistas de características transversales como sucede en el peronismo argentino, el antiguo PRI mexicano, el APRA peruano o en los modernos movimientos socialistas latinoamericanos, populares y nacionalistas, como los que se desarrollan en Venezuela, Ecuador, Nicaragua o Bolivia.

Solo una cosa queda clara, América Latina es donde la izquierda mundial tiene depositadas sus esperanzas. Y últimamente no para de mirar hacia allí para ver como late. Y quién no lo quiera ver, que simplemente se cuestione porque todo occidente trata de esa manera a los gobiernos de esa región. Están sentando un precedente y saben que eso es sumamente peligroso.

 


[1] Son numerosos lo escrito y filmado acerca de lo sucedido en este referéndum que conllevo la salida de Pinochet. Muy recordado fue la campaña publicitaria Chile, la alegría ya viene

[2] La historia que une a Bachelet y Matthei. Artículo de La Tercera del 28-07-2013. Uno de los periódicos de mayor tirada de Chile.

[3] Para una información más detallada consulta el programa electoral programa electoral  de Nueva Mayoría.

Anuncios

2 Responses to “¿Más a la izquierda?”

  1. En Latinoamérica, se desarrolla actualmente una izquierda muy positiva. Cada país lo está haciendo las cosas a su manera, pero remando hacia el mismo horizonte. Todos nacionalizando sus riquezas, si a esto ellos le añaden una política transparente y sin corrupción. Están en el buen camino. Pero tendrán que luchar lo indecible con esa oposición avalada y pagada por el imperio americano

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: