La guerrilla, una constante latinoamericana

Che

 

En la frontera de Salta
no hay ejército, señor.
Los guerrilleros se bastan
pa’ pararlo al invasor

“Güemes, el guerrillero del norte” (*)

poema de Félix Luna

La guerrilla de Güemes aunque cumplió un importantísimo papel en la lucha que los criollos (**) desataron contra la dominación de la potencia colonial española, no fue la primera ni la última que vivió América Latina, en su corta historia.

Ya Lautaro, el lonco (***) del pueblo mapuche, opuso una feroz resistencia a las tropas españolas que habían conquistado Chile, al mando de Pedro de Valdivia,  en la llamada guerra de Arauco. Los originarios emplearon la guerrilla como la forma militar más efectiva: atacar, golpear y huir rápidamente, de esta forma contuvieron a los invasores al norte del rio Biobío e incluso acabando con la vida de Valdivia.

El segundo gran hito lo protagonizó José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru, allá por 1775; un descendiente de los antiguos incas, que dirigió a su pueblo en uno de las tantas rebeliones de los antiguos pobladores del territorio del Alto Perú, la actual Bolivia. Aunque murió descuartizado al ser apresado por los españoles, su recuerdo y su mismo nombre perduró en la memoria de los habitantes del continente.

Un tercer hecho lo constituyen las montoneras federales, otro ejemplo de tropas irregulares que defendieron la autonomía del interior del país contra el centralismo y opresión que ejercía Buenos Aires, en los primeros años posteriores a la independencia argentina: caudillos como José Artigas, Facundo Quiroga, el Chacho Peñalosa, Varela fueron alguno de sus jefes más nombrados y la táctica guerrillera, aprendida de Güemes, mantuvo a raya durante 30 años a las tropas unitarias (****) que contaban con el franco apoyo que les ofrecía la corona británica aliada íntimamente con la portuguesa, asentada por entonces en el Brasil.

Sin embargo, será el siglo XX cuando eclosionarán las partidas guerrilleras a todo lo largo y ancho del continente: desde el levantamiento del general Julio César Sandino, pasando por la Revolución Cubana, hasta la subsistencia actual de las FARC colombianas.

El factor común de estos nuevos movimientos es la lucha, con mayor o menor participación popular, contra los sectores oligárquicos, aliados a unas Fuerzas Armadas que operaban bajo la influencia ejercida por Estados Unidos de forma directa o indirecta según los momentos; que han dominado la política americana desde finales de la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo al reparto de sectores de influencia pactado en  la Conferencia deYalta (1945), por Roosevelt y Stalin, con la comparsa de Churchill.

Podemos diferenciar dos grandes grupos de organizaciones: aquellas que nacen y se apoyan en movimientos populares preexistentes, como el sandinismo nicaragüense o los montoneros (peronistas) argentinos, y aquellos que nacen del propio enfrentamiento contra regímenes dictatoriales, como la revolución cubana o los grupos promovidos por partidos trotskistas o maoistas. Pero todos ellos promueven ideológicamente el socialismo, con diferentes matices.

Algunas de ellas nacerán y desarrollan en el campo, fenómeno común a las arraigadas en Centroamérica y Colombia: desde la Revolución mexicana, en la vertiente comandada por Emiliano Zapata, la propia Revolución Cubana, el sandinismo o las diferentes organizaciones colombianas: ELN, FARC, M-19, etc. Hacia el sur del continente, sin embargo, el origen y desarrollo se centra en las ciudades, especialmente en zonas industrializadas y buscan el apoyo de la clase obrera como sector social para el desarrollo de sus fuerzas: los tupamaros uruguayos, los montoneros y el ERP argentinos, el MIR chileno.

Sea cual sea su origen o el lugar de asentamiento de sus fuerza, aparte de su ideología socialista, estos movimientos se caracterizan por un enfrentamiento abierto al imperialismo representado por la política norteamericana, aunque unos movimientos hacen mayor hincapié sobre esta cuestión.

Otra de sus características es que se constituyen a partir de élites pequeñoburguesas altamente concienciadas y que constituyeron el núcleo de conducción de los diferentes procesos. En algunos casos el origen lo forman directamente partidos minoritarios y altamente ideologizados previamente; en otros son desgajados de movimientos mayores y adquieren su carácter de dirección a través de la propia lucha.

Y si exceptuamos el triunfo de las organizaciones de Cuba o Nicaragua, el fracaso de todas ellas parecería ser otra de sus características. Pero esta derrota en el plano militar, sin embargo, ha dejado un pozo político muy importante, que ha logrado florecer con los años. Si se repasa el listado de los actuales primeros mandatarios de los países del continente y de los equipos que conforman los procesos actuales, se puede reconocer en varios de ellos su militancia en organizaciones cercanas a los grupos guerrilleros y en algunos casos formaron parte directa de los mismos, incluso en niveles directivos.

 

 

(*) Hace referencia a Martín Miguel de Güemes, que al frente de sus llamados gauchos llevó a cabo tarea de hostigamiento al ejército español durante las guerras de independencia latinoamericana en la frontera norte de la actual Argentina.

(**) Criollos es el término con que se denomina a los descendientes de españoles nacidos en el territorio de los países que actualmente conforman Hispanoamérica.

(***) Lonco: título dado a los caciques mapuches.

(****) Facción política argentina, contraria a los federales. De tendencia liberal, sostenía la necesidad de un gobierno centralizado, con el predominio de la capital, Buenos Aires, sobre el interior del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: