El general que se creía Julio César

Cementerio donde se ha enterrado a Videla 2

“Bueno, soy como Julio César, tengo que hacer cosas desagradables para la mejora del país.”

Jorge Rafael Videla

Cuando el periodista norteamericano Robert Cox, que fuera director del Buenos Aires Herald, le preguntó a Jorge Rafael Videla por los miles de personas que desaparecían cada día por órdenes del gobierno dictatorial que el encabezaba, contestó de forma arrogante:

“Bueno, soy como Julio César, tengo que hacer cosas desagradables para la mejora del país.”

En las páginas del libro “Disposición final” de Ceferino Reato se puede leer otra de sus perlas:

“Sí, fui un dictador en el sentido romano del término, como un remedio transitorio, por un tiempo determinado, para salvar las instituciones de la república.”

Compararse con Julio César, dicho en boca de Videla parece una broma de mal gusto; él nunca fue querido por sus soldados y por el pueblo argentino como aquel lo era por los soldados y el pueblo romanos.

Julio César destacó por lo genial de sus tácticas militares; Videla sólo destacó por el terror que sembró, por las torturas sistemáticas a los detenidos, por los miles (¿treinta, cuarenta mil?) de desaparecidos, por el millón largo de argentinos que tuvieron que dejar el país, sumido en el miedo y la miseria.

Pero nadie vaya a creer que este general resentido llevó a cabo su “labor” sólo para limpiar eliminar ideológicamente el comunismo (*) del país. Seríamos muy mezquinos si sólo le reconocemos ese “mérito” y nos olvidamos de la ingente labor que realizó en pos de obedecer las órdenes que el “amigo del norte” le daba, de las enseñanzas aprendidas en sus días en la Escuela de las Américas (**), en la cooperación con otros dictadores consumada a la sombra de la Operación Cóndor (***).

A lo anterior podemos sumar otra de sus “obras maestras”: la venta, a precio de saldo, de buena parte de la poca industria nacional que todavía subsistía. Al frente del Ministerio de Economía, Videla colocó a José Alfredo Martínez de Hoz(****), el mayor exponente del liberalismo económico a ultranza de toda la historia del país, muy unido a organismos y centros financieros internacionales como el FMI y el Banco Mundial.

Por suerte para el país, y desgracia de Videla y sus amigos de dictadura, al asumir la presidencia del país Néstor Kirchner se “levantó la veda” y fueron a parar todos a la cárcel. La última crónica de su vida nos cuenta de su muerte: los celadores lo encontraron, con los pantalones bajados, sentado en el retrete de su celda. No tuvo la suerte de Julio César, asesinado en la cumbre de su gloria, él murió haciendo lo que sabía: mierda.

 

 

(*) Al hablar de comunismo se hace una referencia genérica, tomada de los propios discursos del dictador. En realidad el objetivo pasaba por destruir el ala izquierda peronista y grupos de izquierda radical que operaban en el país, puesto que el accionar del Partido Comunista Argentino, en aquellos años no fue muy edificante que digamos. Leer al respecto el post “La realidad es la única verdad”.

(**) Escuela, creada y mantenida por los Estados Unidos en la Zona del Canal de Panamá. Entre 1946 y 1984 pasaron por sus aulas 60.000 militares y policías latinoamericanos recibieron instrucciones sobre la Doctrina de la Seguridad Nacional.

(***) La Operación Cóndor, conocida también como Plan Cóndor, fue un plan de operaciones acordado entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur americano para el seguimiento, vigilancia, detención, interrogatorios con tortura, traslados entre países y desaparición o muerte de personas consideradas por dichos regímenes como subversivas del orden instaurado o contrarias al pensamiento político o ideológico opuesto, es decir, para la práctica del terrorismo de estado. Del mismo participaron Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y esporádicamente Perú, Colombia, Venezuela y Ecuador, con la ayuda activa de la CIA norteamericana.

(****) Muchos estudiosos de este período de la historia argentina consideran que el nombramiento de Martínez de Hoz fue sencillamente una imposición de los Estados Unidos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: