Mare Merkel

Merkel, EP

Vayase a la mierda señora Merkel.

Vayase a la gran mierda que es de donde debe haber salido alguien con tanta “mala follada”.

Usted señora Merkel ha pasado todas las barreras.
Se ha convertido en el calvario de Grecia, de Chipre, de España, de casi toda la Europa pobre, a la que usted desprecia como buena racista que es. Su ideología reaccionaria según la cual los países del sur de Europa sufren por sus pecados esconde una rastrera satisfacción por la cual desde su altar decreta las penas de los condenados sin temblarle el pulso.
Ese mismo paradigma, que niega la responsabilidad alemana y siembra la destrucción de la Unión lo acaban de reproducir para la guerra en Siria. Tras la ofensiva “dialéctica” que París y Londres llevaron acabo en un supuesto intento de acabar con el bochornoso bloqueo armamentístico de los que osan auto proclamarse amigos del pueblo sirio, ha venido su jugada. Rastrera como no puede ser de otra manera y tan lejos de la realidad, que parece que sigue el mismo patrón de aquellos alemanes que ensimismados por su grandeza cayeron en el fango de la historia.
En este caso, su majestad no puede decretar recortes, expropiaciones, o depresión. Pero sí puede hacer mucho daño. En ese, tal vez falso debate sobre si los sirios a los que suponen apoyar merecen o no recibir armas para defenderse, Alemania apuesta por destacar la presencia de elementos yihadistas en Siria, relacionarlos hasta la demencia con al Qaeda y justificar de esta manera su abierta posición a favor de mantener el bloqueo de armas hacia el frente revolucionario/rebelde.
Su análisis sobre la mayor presencia de al Qaeda y/o extremistas en la oposición siria obvia de una manera flagrante el largo llamamiento de los elementos moderados militares a recibir el apoyo necesario para poder ser la fuerza hegemónica en la lucha contra Assad. Sin embargo, su política de pedir lo imposible y mirar para otro lado sólo esconde su sincero deseo de permanencia de un régimen que hasta hace poco era considerado como la mejor de las opciones y que sí fuese lo suficientemente fuerte para aplastar el levantamiento volvería a contar con el apoyo que la actual connivencia europea parece demostrar.
La política alemana crea yihadistas en Siria. Es un hecho innegable. Entonces Merkel hace lo que hace en nombre de estos yihadistas consciente (de no serlo sería imbecil)  de que lo que dice motivar su acción (en este caso inacción) es justo lo que se refuerza. En España, Grecia, Portugal … etc., el ejemplo es bien sabido. La falta de competitividad y el déficit de estas economías es la razón que esgrime la super canciller a la hora de decretar dolor para ellos. Sin embargo los datos y los hechos demuestran que su “jarabe” justamente produce como efecto secundario más déficit  más deuda y sobre todo una gran perdida de competitividad a raíz de la fuga de cerebros.
La única esperanza es que Europa tenga memoria y que la locura de una megalómana no arrastre al continente entero. También le deseo memoria al pueblo sirio en el mañana que le espera, aunque en este caso la lista de gobiernos enemigos a los que evitar en el futuro es tan grande, que uno corre el riesgo de olvidar a los cabrones que un día jugaron con su vida.
Anuncios
Etiquetas: , ,

One Comment to “Mare Merkel”

  1. Se diría que Alemania está volviendo a hacer la guerra, pero esta vez con otros métodos, que está intentando conseguir económicamente lo que no consiguió por las armas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: