Nacionalizaciones, ¿a qué se deben?

manifestacion1

En los últimos años, coincidiendo con la llegada al poder de gobiernos populistas de izquierda en América Latina (para más información leer el post Populismo, demasiadas definiciones para un mismo término), se ha venido produciendo de manera sistemática la nacionalización de un elevado número de empresas, la mayoría de ellas de origen y capital occidental. Venezuela, Argentina y Bolivia destacan entre los países con mayor y más importantes recuperaciones de este tipo.  

Muchos ciudadanos occidentales cargan contra los presidentes de aquellos gobiernos que nacionalizan a las multinacionales de turno, restándole recursos a las mismas. Desgraciadamente, quienes protestan tienen, por lo general, un profundo desconocimiento las motivaciones que impulsa a los gobernantes latinoamericanos a efectuarlas. Ya hemos mencionado en otras oportunidades el alto poder que ejercen los mass media del continente, sindicados en la SIP, la Sociedad Interamericana de Prensa sobre la opinión de personas e instituciones mundiales (para ampliar información sobre este tema recomendamos leer el post SIP, una historia de infamia).

¿Pero que impulsó estas nacionalizaciones?, ¿cuál es el verdadero motivo de las mismas? Depende del país y de la empresa puede haber diferencias que, en algunos casos pueden ser importantes. Pero hay  una muy sencilla y recurrente en todos los casos: Latinoamérica es una de las regiones del mundo con mayores recursos naturales de toda índole (petróleo, gas, agua, alimentos, metales) y sin embargo se cuentan entre las regiones más deprimidas del planeta.

Estos ingentes recursos, salvo algunas excepciones, como los casos de la brasileña Petrobras, la mexicana Pemex,Petróleos de Venezuela o algunas otras excepciones de menor importancia, el resto de las empresas productoras de energía estaba en manos de multinacionales asentadas en las grandes potencias, que se caracterizaban por la doble política de expoliación de los recursos y la no reinversión de las ganancias obtenidas.

Muchas de estas “concesiones” fueron adquiridas por poderosas compañías multinacionales norteamericanas y europeas, en las décadas de los 60, 70 y 80. En la mayoría de los casos fueron expoliaciones llevadas a la práctica por gobiernos dictatoriales surgidos tras asonadas militares. Se promovieron políticas económicas, siguiendo modelos dictados por el FMI (Fondo Monetario Internacional), caracterizadas por el fuerte endeudamiento interno; conllevando la posterior venta de sus recursos más importantes a precio de saldo, con el fin de hacer frente a  la deuda adquirida con el propio FMI, el Banco Mundial o el selecto Club de Paris (para más información leer el post Mismas políticas, distintas regiones). El resultado obtenido es la pérdida del poder de decisión sobre los recursos que son considerados estratégicos en los llamados países centrales.

Con la entrada del siglo XXI, políticos como Chávez, Morales, Cristina Fernández, Correa u Ortega, alcanzan la jefatura del estado en sus respectivos países. Todos ellos, al contrario de los anteriores expoliadores, son elegidos democráticamente por sus respectivos connacionales, con resultados abrumadores e impensables en Europa, donde las mayorías reales que obtienen los gobiernos difícilmente alcanzan el 25% del censo real de cada país.

Se inician entonces diferentes procesos de recuperación de los recursos esenciales del continente latinoamericano. Algunas veces se opta por la renegociación de los tratados de explotación, aquellos que en años anteriores favorecían, a veces de manera escandalosa a las multinacionales y son obligados a adherirse a nuevas normas más favorables a los intereses de los propietarios de los recursos, después de mucho protestar y amenazar. Otras veces los países americanos optaron por la vía de la nacionalización lisa y llana. Evo Morales resume el planteamiento que mueve a todos ellos de una manera muy sencilla en la conferencia que dio el pasado día 9 de diciembre de 2012 en Barcelona.

“… Los servicios básicos como agua, luz, teléfono, comunicación; lo básico para cualquier ser humano… no puede ser de negocio privado. Sólo de servicio público”. Más claro, agua (el comentario es nuestro).

Es así de sencillo, y muchos llaman socialismo a esa política. Otros intentan equipararlos con procedimientos que califican de fascistas. Otros, c0mo el Ministro de Relaciones Exteriores español, cuando Cristina Fernández recupera YPF en manos de la antaño publicaREPSOL (en la actualidad un conglomerado de capitales privados participada en casi un 10% por la mexicana Pemex) es amenazada públicamente. Y es lógico, la política neoliberal de la mayoría de los gobiernos occidentales, está en las antípodas de quienes abogan por unos recursos naturales en manos del estado  y no por un libre mercado sin trabas ni cortapisas y donde se les permita hacer y deshacer en un mercado dominado por sus intereses.

También es notable comprobar el doble rasero que emplean, en sus propios países  siguen manteniendo altas participaciones en algunas sus empresas e incluso contando con acciones de oro en segmentos estratégicos, impidiendo el desembarco de capital extranjero en ellas. Pongamos algunos ejemplos:

  • Portugal: un país que se ha tenido que deshacer de muchas de sus participaciones debido a lo impuesto por la Troika, cuenta con empresas como TAP, la Caixa Geral dos Depósitos o Correios de Portugal.
  • España: AENA, Renfe, Correos, participaciones en Iberia.
  • Francia: EDF, Areva, La Poste; participaciones en France Telecom, Air France, Renault, GDF Suez.

Y podríamos seguir país por país para ver el elevadísimo número de empresas europeas que son de capital público. Destacando los casos de los países escandinavos, fundamentalmente Noruega.

En qué quedamos entonces: defensa de derechos o pura hipocresía; no, pura y llanamente neaoliberalismo, la fase más destructiva del capitalismo.

Anuncios

One Comment to “Nacionalizaciones, ¿a qué se deben?”

  1. Totalmente de acuerdo. Incluso creo que estos gobiernos americanos deberan ir más allá en su labor nacionalizadora. Y Muchas gracias por el aticulo, hay que darle la mayor difusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: