La lucha antifascista en Siria.

Siria ha pasado de ser un país escondido en ese rincón del mediterráneo a ocupar portadas de medios, análisis de expertos y reuniones internacionales de todo tipo.
¿Y como un país dominado con puño de hierro en donde hacer un comentario político dentro de tu propia familia supone una actividad de alto riesgo pasa a ser un hervidero de manifestaciones, huelgas y finalmente resistencia armada?
La respuesta es sencilla, valor. Valor, entrega, determinación, ingenio, sacrificio, coraje…se podría elegir cualquiera de estos calificativos. Se podría decir que la llamada revolución de la dignidad no sólo llamó a las puertas de lo imposible, sino que en vistas de que no recibió respuesta, decidió derrumbar esas puertas por muy fortificadas que estuvieran.
Ese valor nace de la manera más inocente posible, cuando, un grupo de niños que aún no estaban ni en la adolescencia escriben en la pared de su escuela unas pintadas repitiendo lemas de la primavera árabe que habían visto por televisión. El más contundente, el pueblo quiere la caída del régimen. Tan contundente que el fascismo sirio lo asume como una amenaza grave y utiliza su maquina represora secuestrando y torturando a los muchachos, para después humillar a los jefes de la zona tribal de Deraa. Una humillación profunda, cruel, tiránica y como no, fascista.
El tirano en cuestión, primo del dictador sirio, no dudo en decir que los padres debían engendrar unos niños nuevos y olvidarse de los apresados y en caso de no ser capaces, podrían hacerle llegar sus mujeres para que el mismo se ocupase de ello.
Esta respuesta, este trato medieval, tiránico, asqueroso y como no, fascista, provoca el inicio de la revolución en Siria.
Las primeras manifestaciones pidiendo la liberación de los niños se topan con la respuesta represiva de un régimen torpe en el manejo de una crisis que el mismo había generado. Las muertes por los disparos del ejercito, provocan nuevas manifestaciones en los funerales y posteriormente se da un efecto cadena de solidaridad entre regiones que hace que el malestar de Deraa sea el malestar de Homs, de Hama, de Idleb…etc etc. Pero este régimen, torpe, inepto, brutal, sanguinario y como no, fascista, no atiende al malestar general y continua con la represión pensando que las masacres de la década de los 80 demostraron que al pueblo se le puede ganar con las balas.
Pero este levantamiento no es islámico (como fue el susodicho) ni sectario por mucho que Venezuela, EEUU, Rusia, Irán, la UE y tantos otros hayan hablado siempre de islamistas. Es algo que no tiene nada que ver con la religión y que a su vez tiene que ver para muchos con ella. Se trata de dignidad, justicia y sobretodo libertad. Por ello miles de sirios han muerto en estos larguísimos meses y por ello la lucha del pueblo sirio es una lucha antifascista.
Una lucha que ha acusado en sus lemas al tirano de ser agente de EEUU, una lucha que ha demostrado que el régimen utiliza la fuerza militar contra su pueblo mientras mantiene el Golán ocupado por la entidad sionista, una lucha que ha demostrado el imperialismo fascista ruso en forma de base militar y contratos multimillonarios en armas, una lucha que demuestra el imperialismo de Irán que envía técnicos especializados en represión formados al calor de las matanzas de los jóvenes persas que se levantaron antes de que la primavera llegase para los árabes, una lucha que ha recuperado las mejores lecciones de resistencia ciudadana sembrando un símil peligroso para los aliados de EEUU en el golfo pero también para la no menos fascista China o incluso para la propia mafia estatal rusa. Una lucha, peligrosa como ejemplo a seguir, incluso para una legión de indignados que faltos de ejemplos de resistencia no llegan a ver lo que de Siria nadie quiere que se vea.
Por eso, por todo ello, el régimen fascista sirio ha contado con el beneplácito de todos.
Hagamos memoria:
1. Italia le vende tecnología para rastrear por la web opositores, esta alta tecnología informática no es transferida sin el ok del departamento de estado de los EEUU.
2. España manda a un emisario en una audaz misión secreta para ofrecer refugio e inmunidad a toda la familia Assad.
3. Alemania se opone a la primera ronda de sanciones de la UE. 6 o 7 Rondas después se destapa que el régimen a contado con ayuda internacional para sortear estas sanciones.
4. Venezuela no sólo actúa de portavoz de la dictadura fascista ante el público hispanohablante sino que envió cargueros de diesel en pleno verano a un país en donde el parqué automovilístico es casi un 100% gasolina y el diesel se usa sólo para calefacción y tanques.
5. Rusia le vende al régimen de todo. Entre todo lo que le hace llegar resulta significativo la entrega de aviones de entrenamiento. El aparato fascista sirio, consciente de sus debilidades, sabe que debe entrenar en un corto plazo de tiempo a pilotos que sean capaces de bombardear su propio país desde el cielo, evitando riesgos de fuga con los aparatos.
6. EEUU asesora al régimen sirio sobre como actuar ante los medios y como camuflar la represión. Mientras lidera una críticas interminables y cansinas en las que se convierte en mero comentarista: el régimen es malo, el régimen es muy malo y finalmente, el régimen es malísimo.
7. Catar y China, dos actores secundarios de este culebrón, firman justo antes de un veto chino en la ONU los mayores acuerdos comerciales de su historia, los negocios primero, como siempre.
8. Turquia, se ha comido tantas veces sus palabras que Erdogan lleva un tiempo callado esperando que sus jefes le den el visto bueno para hacer algo. Mientras se contiene, ha recibido hasta en dos ocasiones el ataque de las milicias del dictador sirio. Siendo miembro de la OTAN en ningún caso se ha planteado convocar a la alianza según lo que dictamina el artículo 5 de la misma.
Jordania, Líbano, Irak… todos querían el fin de esta revolución y todos hicieron o hacen su parte para conseguirlo.
¿Por qué tanta confabulación contra el pueblo sirio?
¿Se debe tal vez  a que la lucha contra el fascismo sirio, pueda ser mañana la lucha contra el fascismo árabe?
¿Será que China, Rusia, Irán y otros regímenes mas o menos fascistas temen el despertar de sus pueblos?
¿O puede que incluso en lo que se llaman democracias, la lucha contra el fascismo económico, político y social pueda resurgir?
Lo único claro, es que cualquier estamento que bajo el uso de la fuerza bruta se enfrenta a un pueblo para subyugarlo es un ente fascista y que por tanto la lucha antifascista siria es una lección que da mucho miedo en estos tiempos oscuros que vivimos.
Gracias al valor de unos pocos se paso de malvivir en el yugo fascista a liderar la mayor lucha contra la tiranía que en estos momentos se vive en la Tierra. Esa es la autentica revolución. Y por ella mueren decenas de miles de personas.
Veremos la caída del fascismo en Siria. Lo que vaya a venir después sólo el destino lo conoce.
VIVA SIRIA LIBRE!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

UNA NUEVA IZQUIERDA

buscando alternativas

A %d blogueros les gusta esto: